¿Por qué elegir rodamientos?

Los rodamientos son componentes indispensables, que ofrecen soporte y guía pivotantes con una fricción mínima para elementos giratorios u oscilantes de la máquina, como ejes, ejes o ruedas, lo que facilita una transferencia de carga perfecta entre los componentes de la máquina.

Reconocidos por su capacidad para proporcionar una precisión impecable y una fricción mínima, los rodamientos permiten que la maquinaria funcione a velocidades de rotación elevadas y, al mismo tiempo, mitigan el ruido, el calor, el consumo de energía y el desgaste. Caracterizados por su rentabilidad e intercambiabilidad, los rodamientos suelen cumplir estrictos estándares de dimensiones nacionales o internacionales.

Los rodamientos se clasifican en dos tipos, según sus elementos rodantes:

  • Rodamientos de bolas: aprovechando la potencia de las bolas esféricas, estos rodamientos establecen un punto de contacto preciso con las pistas de rodadura de los anillos.
  • Rodamientos de rodillos: Al emplear rodillos cilíndricos, estos rodamientos establecen un contacto lineal robusto con las pistas de rodadura de los anillos.

Clasificación basada en la dirección de la carga:

  • Los rodamientos se estratifican además en dos grupos, según la dirección predominante de la carga que pueden soportar:
  • Rodamientos radiales: Meticulosamente diseñados para absorber cargas principalmente perpendiculares al eje, los rodamientos radiales exhiben un espectro de capacidades de carga. Si bien algunos destacan por soportar cargas radiales puras, la mayoría puede soportar hábilmente cargas axiales en una dirección y ocasionalmente en ambas direcciones.
  • Cojinetes de empuje: diseñados específicamente para soportar cargas que actúan predominantemente a lo largo del eje del eje, los cojinetes de empuje cuentan con diversos diseños adaptados a aplicaciones específicas. Dependiendo del complejo diseño, estos rodamientos soportan con eficacia cargas axiales puras en una o ambas direcciones.

La clasificación de rodamientos por ángulo de contacto:

  • El determinante fundamental en la clasificación de los rodamientos es el ángulo de contacto. Los rodamientos que tienen un ángulo de contacto de 45° o menos se clasifican como rodamientos radiales, mientras que aquellos con ángulos superiores a 45° se clasifican como rodamientos de empuje.

Más Artículos

Los Mejores Retenedores de Aceite para Usos Industriales

El manual primordial para conocer las chumaceras y sus usos

10 formas para garantizar la longevidad de tu correa trapezoidal